Descripción del proyecto

SANCIIREX

Busto coronado a la izquierda

CASTELLELEGIONIS

Castillo de tres torres

Fotografía: Tauler y Fau

Lugar y fecha de fabricación:

1286

Datos métricos:

Cornados en torno a 0,88 g y 18 mm

Información arqueológica:

Contextos arqueológicos entre 1286 y 1390. Aparece en numerosos conjuntos monetarios en unión de las monedas posteriores a 1277 y las que se incorporan sucesivamente en el tiempo.

Explicación:

En 1286 Sancho IV acuña unos dineros llamados cornados, y sus divisores, las meajas coronadas. Se han publicado varios análisis metalográficos de los cornados en superficie compatibles con una proporción del 33 por 100 de plata. El sentido económico de ambas emisiones es favorecer la presencia en el mercado de moneda de diferentes valores en el mercado. En 1277 un conjunto de élites urbanas se había quejado al Papa del valor excesivo de las últimas series monetarias de Alfonso X, con el 50 por 100 en 1270 y con el 25 por 100 en 1276. Tras unas turbulencias, en 1281 se acuñaron unas pujesas de escaso valor y en vida del rey, Sancho acuñó unas meajas salamanquesas con el 12,5 por 100 en 1283. En las Cortes de Vitoria de 1288, Sancho permite la circulación de las series de 1277, 1281, 1283 y 1286, retirando de la circulación las series precedentes y creando una economía monetaria de valores medios y bajos que favorecen el comercio urbano. Esta situación se prologará con las series que se irán incorporando a la circulación hasta 1404.

Los valores contables de esta serie en la documentación son de diez dineros en cada maravedí.

Los dineros cornados se acuñan en las casas de moneda de Burgos, A Coruña, Cuenca, León, Murcia, Sevilla y Toledo e incorporan las marcas de ceca sobre el castillo, a izquierda o derecha, o bien en la puerta o bajo el castillo. Además de las marcas principales, existen otras marcas dirigidas a controlar la producción, consistentes en estrellas sobre el castillo o bien puntos en el busto o junto a la marca de ceca, además de, en ocasiones puntos o aros en la leyenda.

volver